Te cuento las piruetas multipartidistas sobre el referéndum

Te cuento las piruetas multipartidistas sobre el referéndum

¿Qué pasa entre las fuerzas políticas con vistas al referéndum?

Neto de la polémica sobre la foto del semanario Oggi que lo retrata en un negocio completamente diferente, en el agua con su novia, Luigi Di Maio está haciendo todo lo posible en la campaña del referéndum sobre recortes a escaños parlamentarios para realmente retomar el papel de jefe de la Movimiento grillino, tras la dimisión del cargo y el empate a favor de Vito Crimi. Entre los argumentos que está usando está que, después de que todos los intentos anteriores de adelgazar las Cámaras hayan fracasado, un no enterraría el problema. No volveríamos a hablar de ello porque nunca más – ha evitado explicar el canciller – nunca más tendríamos en el Parlamento, para volver a intentarlo, la fuerza de la que han dispuesto en esta legislatura anómala.

Otro argumento que utiliza Di Maio es el despliegue del anti-grillete perjudicial del no a los recortes, como si los Grillini no hubieran impugnado otras reformas constitucionales incluso por aversión física, con verdaderos insultos a sus promotores. Me refiero por supuesto a la pentastelada participación en la campaña del referéndum del no 2016 a la reforma constitucional lanzada por el gobierno y por la mayoría de Matteo Renzi. Lo cual además, además de un recorte de escaños parlamentarios, previó muchas otras cosas que se ha retocado la necesidad de la pandemia viral: la revisión, por ejemplo, de las relaciones entre el Estado y las regiones tras el reconocimiento general, incluso de sus impulsores, de la reforma del quinto título de la Constitución improvisada por el centro-izquierda olivícola en 2001. Luego se concibió con el único propósito, aunque fallido, de rescatar a Umberto Bossi de la tentación de volver con Silvio Berlusconi tras la ruptura a finales de 1994.

Di Maio trató recientemente de hacer creer que el no grillino a la reforma constitucional de Renzi, también dirigida a diversificar las competencias y roles de las dos cámaras, había sido motivado hace cuatro años por el deseo de defender un bicameralismo igual o "perfecto". Pero esto es sólo una táctica, en la ilusión de poder ennoblecer el carácter exclusivo y anticaslista del corte grillino de escaños parlamentarios. Eso por sí solo bastaría y avanzaría para revitalizar un Parlamento que ha sido descalificado sólo por su carácter pletórico, no por el mal funcionamiento provocado también por las competencias repetitivas de las dos Cámaras. Es ridículo pensar que alguien realmente crea en esta representación.

Si hay antigrillismo, como honestamente en parte más o menos consistente hay en la campaña del no, es igual -repito- al antirrenzismo que motivó mucho el no de pentastellati en 2016, incluso a costa de estar en compañía. del odiado Silvio Berlusconi en ese momento. Así como el anti-berlusconismo había motivado en 2001 el no de la centroizquierda ulivista a la reforma constitucional de la centroderecha, también orgánica como la posterior de Renzi: tan orgánica como para ser definida como “federalista”.

El propio Berlusconi, en cambio, votó hace cuatro años no a la reforma de Renzi, después de haberla apoyado durante la mayor parte de la jornada parlamentaria, solo porque entre tanto había roto con el Primer Ministro sobre la elección del sucesor de Giorgio Napolitano en el Quirinal.

Las reformas constitucionales se ven inevitablemente afectadas por el clima político en el que maduran. Sacarlos de contexto es ilusorio o ingenuo.


Esta es una traducción automática de una publicación publicada en StartMag en la URL https://www.startmag.it/mondo/vi-racconto-le-piroette-multipartisan-sul-referendum/ el Mon, 31 Aug 2020 05:00:12 +0000.